MANO
Tunel del Carpo
Enfermedad de Kienbock
CODO
HOMBRO
Manguito Rotador
COLUMNA
Lumbago
CADERA y PELVIS
RODILLA
Meniscos
Ligamento Cruzado Anterior
TOBILLO y PIE
Hallux Valgus (Juanete)
Esguince de Tobillo
Fasceitis Plantar
Fractura Calcaneo
TUMORES
INFANTIL
Sinovitis Transitoria
Genu Valgo
MISCELANEOS
Cuidados del yeso
Fractura expuesta
Infiltraciones
Artritis Septica
NOTICIAS
SINOVITIS TRANSITORIA (Intro)
ROTURA MENISCOS (Intro)
TUNEL DEL CARPO (Intro)
GENU VALGO (Intro)
CUIDADOS DEL YESO (Intro)
ESGUINCE TOBILLO (Intro)

 
INFANTIL // Sinovitis Transitoria
 
La Sinovitis Transitoria es una causa frecuente de dolor de cadera y claudicacion de la marcha (cojera) en niņos.
 
SINOVITIS TRANSITORIA

            La sinovitis transitoria es una patología inflamatoria de cadera que es causa común de claudicación en la infancia. Se estima que hasta un 3% de los niños presentaran el problema en algún momento de su infancia. Esta patología consiste en una inflamación transitoria de la membrana sinovial que se encuentra en la articulación de la cadera, comúnmente asociada a haber padecido o estar cursando con una infección viral del tracto respiratorio.

            La sinovitis transitoria ocurre con mayor frecuencia en niños de entre tres y diez años de edad, siendo más frecuente en niños hombres que en mujeres. Habitualmente se manifiesta como coxalgia (dolor en la cadera) y claudicación en la marcha (cojera la caminar), lo cual puede estar asociado a leve compromiso del estado general e irritabilidad. Si bien puede haber fiebre baja, lo habitual es que los pacientes que presentan una sinovitis transitoria no tengan fiebre.

            Es importante que los pacientes que presentan los síntomas descritos sean evaluados por un medico para poder establecer el diagnostico y descartar otras causas de coxalgia y claudicación, que tienen tratamientos y pronósticos distintos, especialmente la artritis séptica, la epifisiolisis y la enfermedad de Perthes o patologías reumatológicas como artritis reactiva y artritis reumatoidea juvenil.

            El medico habitualmente iniciara el estudio de estos pacientes con radiografías de pelvis y exámenes de laboratorio general para descartar una posible infección. Con estos exámenes habitualmente es suficiente para poder determinar que hacer con el paciente, pero eventualmente en casos en los cuales los síntomas y exámenes no son tan claros, o que sugieran una infección, puede ser necesario realizar una resonancia magnética de cadera y eventualmente una punción articular para obtener muestra de liquido. Cabe destacar que estos últimos exámenes no son de uso habitual, y se reservan solo para algunos casos.

            El tratamiento de la sinovitis transitoria de cadera suele ser sencillo, ya que es una enfermedad autolimitada que se resuelve habitualmente dentro de 3 a 7 días, con un notorio alivio dentro de las primeras 24 horas. Los pilares del tratamiento son el reposo, el uso de antiinflamatorios y la observación del paciente, este ultimo punto es muy importante ya que los pacientes en quienes se sospeche esta enfermedad, deben ser reevaluados dentro de 24 a 48 horas para que sea reexaminado por el medico traumatólogo, constatando que el paciente este mejor y que no hayan aparecido nuevos hallazgos que hagan sospechar otra enfermedad. Es importante que si dentro de este periodo de observación los padres notan que aparece fiebre o el estado general del niño empeora, acudan antes de lo presupuestado al control.

            Se estima que el riesgo de recidiva de los síntomas dentro de los primeros 6 meses varía entre el 4% y 17%. También existe un riesgo de que un 3,4% de los pacientes con una sinovitis transitoria presenten posteriormente una Enfermedad de Perthes, lo cual se ve generalmente entre uno y cinco meses después del episodio de sinovitis.

 

Dr. Alvaro Seco Calvo

Traumatólogo

Fono 7677000

seco@traumatologia.cl

 

 

     
 
LA INFORMACION CONTENIDA EN ESTA PAGINA WEB ES SOLO REFERENCIAL, DE PRESENTAR ALGUN SINTOMA, ENFERMEDAD O DUDA,  SE RECOMIENDA CONSULTAR CON SU MEDICO HABITUAL O CON UN ESPECIALISTA EN TRAUMATOLOGIA Y ORTOPEDIA.

2018 Todos los Derechos de Desarrollo Reservados