MANO
Tunel del Carpo
Enfermedad de Kienbock
CODO
HOMBRO
Manguito Rotador
COLUMNA
Lumbago
CADERA y PELVIS
RODILLA
Meniscos
Ligamento Cruzado Anterior
TOBILLO y PIE
Hallux Valgus (Juanete)
Esguince de Tobillo
Fasceitis Plantar
Fractura Calcaneo
TUMORES
INFANTIL
Sinovitis Transitoria
Genu Valgo
MISCELANEOS
Cuidados del yeso
Fractura expuesta
Infiltraciones
Artritis Septica
NOTICIAS
SINOVITIS TRANSITORIA (Intro)
ROTURA MENISCOS (Intro)
TUNEL DEL CARPO (Intro)
GENU VALGO (Intro)
CUIDADOS DEL YESO (Intro)
ESGUINCE TOBILLO (Intro)

 
TOBILLO y PIE // Fasceitis Plantar
 
La fasceitis plantar es una causa frecuente de dolor en la planta del pie. Su tratameinto en general es sencillo pero largo y a veces tedioso para el paciente.
 
FASCEITIS PLANTAR

            La fasceitis plantar es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de la fascia plantar y de los tejidos circundantes.  La fascia plantar es un tejido fibroso que se ubica en la planta del pie compuesta por múltiples capas que van desde la región del talón hasta los dedos del pie (fig. 1) y ayuda a la mantención del arco del pie, con lo cual ayuda a caminar, cuando el pie despega del suelo.

            La fascitis plantar es la causa más frecuente de dolor plantar. Se estima que hasta 1 de cada 10 personas lo va a experimentar durante su vida. En general ocurre entre los 40 y 60 años. Como riesgo para que se produzca esta enfermedad es ser corredor, permanecer tiempos largos de pie y tener pie plano. La causa al parecer se produciría secundario al micro trauma repetitivo en el origen de la fascia plantar en la región del talón (fig. 2).

            La presencia del llamado “espolón calcáneo”, que es una protuberancia ósea del hueso calcáneo,  que se ve en las radiografías del pie, no se considera como parte de la enfermedad, ya que aproximadamente un 20% de la población normal posee dicho espolón calcáneo pero sin tener molestias.

            El diagnostico de fasceitis plantar se suele realizar solo con la historia clínica y el examen físico. Siendo característico la presencia de dolor localizado en la cara plantar del talón (en el origen de la fascia plantar) que es muy doloroso cuando se caminan los primeros pasos del día, pero este dolor en general va disminuyendo durante el día, pero luego aumenta nuevamente en la tarde. El dolor además empeora con la carga de peso continuo o al estar largo rato de pie.

            Al examinar el pie hay que fijarse en la pie plano, buscar contractura del musculo del tendón de Aquiles, y evaluar la localización del dolor, típicamente en la planta del pie en la parte anterior y medial del talón.

            Existen otras enfermedades que pueden dar dolor similar por lo cual es importante descartarlas como son atrapamiento de nervio, fracturas, atrofia de la grasa del pie, etc. Estas condiciones pueden confundirse inicialmente con el cuadro de fasceitis plantar, por lo que si el paciente después de varias semanas no responde al tratamiento, debería ser reevaluado para buscar de manera más dirigida estas enfermedades que son menos frecuentes.

            Como ya se menciono el diagnostico se realiza solo con la historia y el examen físico, pero en algunos casos es necesario tomar algunos exámenes, para descartar otras enfermedades que se parecen o cuando el paciente no mejora. Dependiendo de la sospecha del médico pueden solicitarse diversos tipos de exámenes como radiografías, ecografías, resonancias, electromiografías, etc.

            El tratamiento de esta enfermedad es generalmente conservador, requiriendo medicamentos para el dolor, algunas plantillas especiales (taloneras de silicona) y ejercicios de elongación de la fascia plantar. Es importante recalcar que los ejercicios de elongación de la fascia plantar constituyen un pilar fundamental del tratamiento, y deben ser realizados con constancia y perseverancia por parte de los pacientes.

            En casos que no respondan al tratamiento habitual se puede realizar infiltraciones con corticoides e incluso tratamiento con ondas de choque (sonoras). En general esta enfermedad  responde al tratamiento conservador, pero si los síntomas persisten por más de 6 meses podría plantearse la necesidad de una cirugía, la cual consiste en la liberación de la fascia plantar. La cirugía de la fascia plantar tiene un resultado aceptable, pero no es eficaz en todos los pacientes (algunos permanecen con molestias) y hay pacientes que pueden quedar con limitación funcional.

Dr. Esteban Urrutia Hoppe

Traumatólogo

Fono 7677000

esurrutia@gmail.com

 

 

 

     
 
LA INFORMACION CONTENIDA EN ESTA PAGINA WEB ES SOLO REFERENCIAL, DE PRESENTAR ALGUN SINTOMA, ENFERMEDAD O DUDA,  SE RECOMIENDA CONSULTAR CON SU MEDICO HABITUAL O CON UN ESPECIALISTA EN TRAUMATOLOGIA Y ORTOPEDIA.

2018 Todos los Derechos de Desarrollo Reservados