MANO
Tunel del Carpo
Enfermedad de Kienbock
CODO
HOMBRO
Manguito Rotador
COLUMNA
Lumbago
CADERA y PELVIS
RODILLA
Meniscos
Ligamento Cruzado Anterior
TOBILLO y PIE
Hallux Valgus (Juanete)
Esguince de Tobillo
Fasceitis Plantar
Fractura Calcaneo
TUMORES
INFANTIL
Sinovitis Transitoria
Genu Valgo
MISCELANEOS
Cuidados del yeso
Fractura expuesta
Infiltraciones
Artritis Septica
NOTICIAS
SINOVITIS TRANSITORIA (Intro)
ROTURA MENISCOS (Intro)
TUNEL DEL CARPO (Intro)
GENU VALGO (Intro)
CUIDADOS DEL YESO (Intro)
ESGUINCE TOBILLO (Intro)

 
MISCELANEOS // Infiltraciones
 
Las infiltraciones de farmacos, especialemente las infiltracion local de corticoides, son procedimietnos frecuentes en la pratica traumatologica. si bien son procedimientos en general seguros, deben ser ejecutados por especialistas para disminuir el riesgo de complicaciones.
 
INFILTRACION LOCAL DE CORTICOIDES U OTROS FARMACOS

            Las infiltraciones son procedimientos mediante los cuales el medico inyecta un medicamento directamente en una estructura enferma, generalmente articulaciones, vainas sinoviales de tendones, bursas periarticulares, raíces nerviosas espinales u otra estructura. Existen numerosas indicaciones por las cuales realizar una infiltración, pueden ocuparse de manera diagnostica para determinar el sitio de dolor o para permitir un examen físico más preciso al por ejemplo infiltrar con anestesia una articulación; también suelen utilizarse las infiltraciones para inyectar corticoides, acido hialuronico u algún otro fármaco que ayude en el proceso de curación de alguna patología.

            Las infiltraciones deben ser llevadas a cabo con un protocolo estéril, para disminuir el riesgo de que algún organismo infeccioso pueda penetrar la piel junto con la aguja y causar una infección. El hecho de seguir un protocolo estéril no significa que las infiltraciones  deban realizarse en pabellón (de hecho en general se realizan en los box de consulta medica o en box de procedimientos), pero si en lugares adecuados, con técnica adecuada y por profesionales idóneos. En ocasiones las infiltraciones pueden ser realizadas con apoyo de ecografía o rayos x con el fin de disminuir el riesgo de falla en acertar al sitio de infiltración.

            En general el número de infiltraciones con corticoides no debería realizarse más de cuatro veces al año, debido a que eventualmente se pueden presentar complicaciones sistémicas por el uso prolongado, además de eventualmente provocar degeneración articular y osteoporosis por su sobreuso.

 

CUIDADOS POSTERIORES A LA INFILTRACION

            En general a los pocos minutos después de realizada la infiltración el paciente se podrá ir caminando a su domicilio. Se debe tener precaución ya que el uso de anestésicos locales disminuye el dolor y podría hacer que el paciente se lastime al no percibir el dolor en la zona infiltrada. También es importante estar atento a algún síntoma de infección como edema, enrojecimiento, calor local o fiebre, frente a la sospecha de infección se recomienda consultar de manera inmediata. Otras recomendaciones a seguir son el aplicar compresas frías en la zona infiltrada durante 15 minutos a intervalos de dos horas entre cada aplicación. No es necesario mantener la extremidad inmovilizada, pero si puede ser aconsejable restringir las actividades físicas durante el día en que se realiza el procedimiento de infiltración.

 

CONTRAINDICACIONES

            Existen algunas contraindicaciones absolutas para realizar la infiltración, como son:

1.- El rechazo del procedimiento por parte del paciente.

2.- Antecedentes de alergia al medicamento que se infiltrara.

3.- Inyección a través de tejidos infectados.

            También existen contraindicaciones relativas, las cuales se deben poner en la balanza frente al beneficio que se espera obtener para decidir si vale la pena correr el riesgo cuando se plantea la infiltración en este tipo de situaciones, las cuales incluyen: 1.- Infiltración en tendones que soportan grandes cargas como el tendón de Aquiles y el tendón rotuliano.

2.- Infiltración en pacientes con trastornos de coagulación, incluyendo los pacientes que se encuentran en tratamiento anticoagulante oral.

3.- Estados de inmunodepresión en pacientes a los cuales se les inyectaran corticoides.

4.- Diabetes mal controlada, ya que los corticoides pueden descompensarla.

5.- Antecedentes de necrosis avascular.

6.- Prótesis articulares en la zona a infiltrar.

 

COMPLICACIONES

            En general las infiltraciones locales de corticoides u otros fármacos son bastante seguras, pero al igual que todo procedimiento medico, la infiltración de medicamentos no esta exenta de potenciales complicaciones. La complicación más temida es la infección, especialmente la artritis séptica. Si bien el riesgo de esta complicación es bajo, estimándose que se presenta en tan solo 1 de cada 30.000 procedimientos, en caso de presentarse puede requerir de cirugía, tratamientos antibióticos prolongados y el futuro de la articulación es incierto.

            El resto de las complicaciones son menos frecuentes o de menor importancia, ellas se pueden dividir en complicaciones sistémicas o locales. Las complicaciones sistémicas están las reacciones vasovagales, alergia al fármaco infiltrado, toxicidad a anestésicos locales, arritmias cardiacas, hiperglicemia en diabéticos, alteración de respuesta inmune, alteraciones psicológicas y neurológicas, irregularidad menstrual, sangrado vaginal y osteoporosis. Con respecto a las complicaciones locales estas pueden incluir hemorragia y hematomas, necrosis ósea, rotura de ligamentos o tendones, atrofia grasa subcutánea y alteraciones en la pigmentación de la piel, por ultimo existe el riesgo de que el medicamento infiltrado no quede en el sitio que se pretendía originalmente infiltrar.

 

Dr. Alvaro Seco Calvo

Traumatólogo

Fono 7677000

seco@traumatologia.cl

 

     
 
LA INFORMACION CONTENIDA EN ESTA PAGINA WEB ES SOLO REFERENCIAL, DE PRESENTAR ALGUN SINTOMA, ENFERMEDAD O DUDA,  SE RECOMIENDA CONSULTAR CON SU MEDICO HABITUAL O CON UN ESPECIALISTA EN TRAUMATOLOGIA Y ORTOPEDIA.

2018 Todos los Derechos de Desarrollo Reservados